Proyecto educativo

La Educación del Talento

Nuestro modelo educativo lo desarrollamos en “La educación del talento

Biblioteca UP (Ed. Ariel)

El proyecto pedagógico de la UP

El tema del momento, el que preocupa a todas las naciones, a todos los empresarios, a todos los políticos, y que debería preocupar a todos los ciudadanos es ¿cómo podemos generar talento? En una sociedad del conocimiento, cuya economía estará basada cada vez más en la ciencia y en la tecnología, la principal riqueza de las naciones ya no es el territorio, ni la población, ni las materias primas, ni el capital: es el Talento.

Llamamos "Educación del Talento" a la inteligencia triunfante, que es aquella que acierta a elegir las metas y consigue alcanzarlas

Hoy más que nunca somos conscientes de la complejidad, la velocidad y lo cambiante que va a ser la sociedad del mañana, pero también sabemos que la educación es la gran esperanza de las sociedades, que tenemos que invertir recursos en ella y que bien dirigida nos llevará a construir una sociedad más digna, justa, donde todo el mundo pueda desarrollar al máximo sus potencialidades.

En los últimos años, la preocupación sobre cómo, qué, quiénes y cuándo educamos ha ido creciendo de manera exponencial. Todos somos conscientes de la importancia del periodo de formación de los niños y adolescentes para enfrentarse con garantías a los retos del futuro. Los padres ocupan un lugar central en este proceso, que se ha ido transformando a lo largo de este último siglo en un acto de extrema dificultad. Educamos para un mundo que desconocemos: como educadores sabemos que el futuro nos plantea más interrogantes que respuestas.

El modelo pedagógico

Nuestro objetivo prioritario es que cada uno de los niños desarrolle su inteligencia al máximo de sus posibilidades, es decir, que desarrollen todo su talento. Necesitamos tener a muchos ciudadanos con talento, porque al fin y al cabo la calidad de la cultura que nos rodea va a depender de la calidad de nuestras inteligencias.

Los objetivos

Nuestras búsquedas nos han conducido a identificar seis grandes objetivos que el niño tendría que adquirir hasta los 16 años y que le situaran en un buen lugar para alcanzar una vida saludable, digna y plena. Nuestro mayor objetivo es que cada uno de los niños desarrolle su inteligencia  al máximo de sus posibilidades, es decir, que desarrollen todo su talento.

Objetivo 1: Una imagen de la realidad rica, veraz y llena de posibilidades

Objetivo 1

El niño va construyendo en su memoria una imagen del mundo, pesimista u optimista, hostil o acogedora, amplia o cerrada, con creencias que van a facilitar la vida o hacérsela difícil. La UP procura fomentar una imagen del mundo llena de contenidos que despierten su interés y que les ofrezcan muchas posibilidades. Una imagen que sea equilibrada con la realidad y organizada de tal manera que fomente su creatividad, su capacidad de emprender, resolver problemas y encontrar caminos nuevos. Y, por último, una imagen adecuada de sí mismo, positiva, con conciencia de sus fortalezas y sus debilidades.

Objetivo 2: Un pensamiento riguroso, creativo y capaz de resolver problemas

objetivo-2

Debemos enseñar a los niños a utilizar bien su inteligencia. Es fundamental que aprendan a pensar por sí mismos con un gran sentido crítico. Cada vez vemos que es más importante que los niños tengan recursos que estimulen su curiosidad y su motivación intrínseca; herramientas que les ayuden a manejar su atención, a fortalecer sus capacidades intelectuales: observar, comparar, razonar, analizar, establecer hipótesis y extraer conclusiones. Por último, en nuestros programas damos gran importancia al pensamiento creativo, que se puede aprender y que será una gran herramienta de futuro cuando nuestros hijos ingresen en la vida adulta.

Objetivo 3: Un tono vital alegre, optimista, activo y resistente

objetivo-3

El niño va construyendo en su memoria una imagen del mundo, pesimista u optimista, hostil o acogedora, amplia o cerrada, con creencias que van a facilitar la vida o hacérsela difícil. La UP procura fomentar una imagen del mundo llena de contenidos que despierten su interés y que les ofrezcan muchas posibilidades. Una imagen que sea equilibrada con la realidad y organizada de tal manera que fomente su creatividad, su capacidad de emprender, resolver problemas y encontrar caminos nuevos. Y, por último, una imagen adecuada de sí mismo, positiva, con conciencia de sus fortalezas y sus debilidades.

Objetivo 4: Una voluntad libre y recta

objetivo-4

Este objetivo tiene que ver básicamente con uno de los tres niveles de la inteligencia de la teoría de José Antonio Marina. En los últimos años investigadores de todo el mundo han incidido en la importancia del desarrollo de las funciones ejecutivas del cerebro para evitar crear personalidades vulnerables. En nuestras investigaciones hemos detectado ocho que tiene gran importancia educativa: Inhibir la respuesta; dirigir la atención; control emocional; planificación y organización de metas; activación y mantenimiento de la acción; flexibilidad; manejo de la memoria de trabajo y la metacognición. En realidad, se tratan de las herramientas educativas necesarias para el aprendizaje de la libertad. No existe tal sino controlamos las tempestades de nuestro inconsciente, si no tenemos recursos para elegir el camino más conveniente frente a lo más fácil o placentero.

Objetivo 5: Capacidad para comprender y comunicarse

objetivo-5

Nuestra inteligencia es lingüística. Gracias al lenguaje podemos pensar y convivir. Damos mucha importancia a su desarrollo en su faceta expresiva y comunicativa. Proporcionamos recursos para que los padres enseñen a sus hijos a hablar de sus sentimientos, a enriquecer su lenguaje verbal y a fomentar la lectura. Al lograr que los niños encuentren en el dialogo y la conversación momentos de gran satisfacción. Por último, la asertividad, como herramienta que les va a servir de gran ayuda para enfrentarse a los retos que aparecen debido a su relación con los demás.

Objetivo 6: El talento para la convivencia

objetivo-6

De nada nos sirven los objetivos anteriores si nuestros hijos no saben convivir. Poco a poco se van construyendo sus dos grandes espacios vitales: la familia y los amigos. En la UP tratamos de fomentar las conductas prosociales, la búsqueda de la justicia, a desarrollar el valor de la amistad y el compañerismo y a integrarse en la sociedad de manera proactiva y constructiva.