La Universidad de Padres es mucho más que una escuela de padres. Un lugar de encuentro para familias abierto 24x7, donde no solo encontrarás los cursos para padres específicos y adaptados a la edad de tu hijo, también formarás parte de la Tribu UP.

La tribu nos acompaña, entiende, ayuda, confronta ideas y opiniones... Diferentes espacios para acompañarnos como padres y madres en la tarea de educar a nuestros hijos.

Por una una maternidad consciente, informada y positiva. No ofrecemos recetas ni soluciones mágicas. Ponemos a tu disposición contenidos y recursos educativos para que tomes las decisiones que mejor se adaptan a tu proyecto familiar.

¡Bienvenido a la Tribu!
Contacta con nosotros:
secretaria@universidaddepadres.es

Blog

Home  /  Blog UP   /  Hablando de niños con altas capacidades

Hablando de niños con altas capacidades

niños-con-altas-capacidades

Uno de las peticiones que más nos hacéis llegar es que hablemos de niños con altas capacidades. Para ir respondiendo a estas y otras demandas, vamos a publicar una serie de posts sobre necesidades educativas especiales, comenzando por los niños con altas capacidades. Nos hemos puesto en contacto con Elena Morante, psicóloga y directora de Altas Capacidades Step by Step, un espacio para el asesoramiento, evaluación y formación en alta capacidad. En su texto habla de los principales mitos sobre las altas capacidades y ofrece unas pautas a las familias que puedan tener entre sus miembros a alguien con estas características.

 

Los mitos de las altas capacidades

Cuando pensamos en alta capacidad, la asociación más inmediata es con alta inteligencia, y la siguiente más frecuente es relacionar esa alta inteligencia con una ventaja. Es común pensar en capacidades extraordinarias (las de un genio), rendimiento excelente y éxito en la vida. Éstas son verdades a medias que pueden llegar a ser muy perjudiciales, que generan muchos estereotipos y dificultan la identificación y posterior atención de niños y adolescentes. Algunos son:

Mito 1. Alta Capacidad = Genio

La cualidad de genio es muy escasa, sin embargo, hay muchas personas que, no siendo genios, muestran alta capacidad.

“Al menos 1 de cada 50 personas es superdotada. Generalmente están muy cerca y todos conocemos algunas. 

Pueden pasar inadvertidas, a veces se ocultan para sentirse socialmente integradas, especialmente las chicas”.

Mito 2. Alta Capacidad = Alto rendimiento

Se suele identificar alta capacidad, sobre todo en las aulas, con elevado rendimiento. Este por sí solo no implica alta capacidad. Existen otros factores como la motivación, el esfuerzo o la organización que contribuyen al rendimiento. Podemos estar ante alta capacidad cuando observamos buenos resultados sin apenas esfuerzo, facilidad para el aprendizaje, buena memoria y curiosidad. Por el contrario, alta capacidad no siempre va acompañada de alto rendimiento. Un niño/adolescente con facilidad para aprender que no necesita repeticiones y se ve expuesto en clase a tareas que le resultan innecesarias, puede aburrirse y dejar de prestar atención. Sin un nivel de reto suficiente, la motivación desciende y con ella el rendimiento. Es uno de los riesgos más significativos a los que se enfrentan los alumnos de alta capacidad.

“Identificar alta capacidad con alto rendimiento es incorrecto”.

Mito 3. Alta Capacidad = Ventaja

Otra idea muy extendida es que son privilegiados por el hecho de ser más inteligentes. Es importante señalar que las características que acompañan a las personas de alta capacidad, cuando las miramos de forma global, nos muestran ventajas e inconvenientes.

Mito 4. Alta Capacidad = Dificultad social/emocional

Algunos de estos inconvenientes han dado origen a la creencia de que son socialmente menos hábiles o emocionalmente inmaduros. Es un colectivo heterogéneo, dentro del cual se pueden dar múltiples perfiles. Es fácil confundir una disincronía (distinto desarrollo en un área y en otra) o la competencia emocional con una manera diferente de percibir y comprender.

“Alta Capacidad es mucho más que alta inteligencia. Implica mayor potencial para el éxito y, al mismo tiempo,  mayor vulnerabilidad al fracaso.

Por eso son tan importantes la identificación y la atención posterior.”

 

Qué se debe observar en los niños con altas capacidades

Los niños más pequeños a veces nos sorprenden con su precocidad en áreas motoras (gatear o caminar) o por la adquisición temprana de conocimientos (lectura o cálculo), por la forma en la que se expresan (gran fluidez y amplio vocabulario), por su actividad o sus patrones de sueño (tienden a dormir menos), un sentido del humor peculiar o una madurez superior a la esperada (pueden preferir la compañía de personas de más edad).

Características comunes muy representativas son:

  • Muestran facilidad para el aprendizaje en general, captan la información a la primera.Disfrutan investigando sobre diversos temas o temas específicos. Cada respuesta suele generar nuevas preguntas. Necesitan encontrar la verdad y son críticos con la información que reciben.Retienen bien todo ese aprendizaje, tienen buena memoria.Sus sentidos están abiertos al entorno, es frecuente encontrar que alguno de sus canales sensoriales está especialmente desarrollado (o varios).Son muy observadores y realizan asociaciones entre fragmentos de la información que reciben.Tienen una imaginación muy activa, que necesita ser expresada. Son niños/adolescentes creativos en disciplinas muy diversas (pueden escribir, componer, construir, inventar historias o destacar en plástica).Se entusiasman con las cosas que les interesan, pueden abstraerse del mundo (incluso parecer distraídos o despistados). Son perseverantes, ya que la consecución de logros supone una fuerte compensación para ellos. A veces son perfeccionistas y/o competitivos.Especialmente sensibles, pueden tener respuestas emocionalmente intensas.Algunos muestran preocupación temprana por temas morales o existenciales como la muerte, la justicia o la libertad. Muchos son idealistas.

Cuando un niño presenta la mayoría de las características y conductas descritas, es muy probable que nos hallemos ante un niño con altas capacidades.

 

Si sospecho que tengo un niño con altas capacidades es importante obtener la valoración de un experto.

Estas características que potencialmente se leen como ventajas, tienen una posibilidad negativa si no son atendidas correctamente. La identificación temprana evita dificultades posteriores. Tanto si la evaluación arroja como resultado alta capacidad como si no, aporta información muy valiosa sobre el perfil del niño, sus áreas de desarrollo y posibles aspectos vulnerables.

Hay niños con talentos específicos que muestran una (o varias) capacidad(es) sobresaliente(s) en un área determinada de razonamiento o actividad (o varias), pero no concurren en ellos la mayoría de las características que acompañan a la alta capacidad. También precisan atención educativa acorde a sus perfiles, y es necesaria específicamente la identificación de ese talento y su desarrollo. El profesional especializado en altas capacidades tendrá en cuenta aspectos cuantitativos y cualitativos de los que se derivarán recomendaciones para mejor guiar y acompañar a nuestros hijo.

El objetivo de una evaluación de alta capacidad es promover el desarrollo y bienestar del niño o el adolescente.

Elena Morante

2 Comments
  • matias2020
    23 enero, 2020

    Articulo muy interesante. He visto a mi familia hay reflejada.

  • NuriaB
    27 marzo, 2020

    Un niño con Asperger, ¿puede ser también considerado como altas capacidades?
    ¿Es necesario un diagnóstico de altas capacidades para que en el colegio adapten la programación escolar al niño?

Y tú ¿qué opinas?