La Fundación Educativa Universidad de Padres es un Centro de Investigación educativo dirigido por José Antonio Marina. Nuestro proyecto pedagógico y educativo está dirigido a padres y madres, como ayuda en el proceso educativo de sus hijos. Además se suman la investigación, la formación de docentes y otros profesionales y la elaboración de programas específicos para la prevención o el tratamiento de problemas educativos.
Contacta con nosotros:
secretaria@universidaddepadres.es

Blog

Home  /  Blog UP   /  Mindfulness, la paz interior para niños: comienza experimentando en casa

Mindfulness, la paz interior para niños: comienza experimentando en casa

La_paz_interior_niña_practicando_midfulness

Mindfulness, “atención plena”, “meditación”, «paz interior», son términos que encontramos en todas partes hoy en día. Existen talleres, charlas, vídeos instructivos en la red, explicando los beneficios de su práctica, incluso para los más pequeños. En España son ya varios los centros escolares que han ampliado su oferta con actividades relacionadas con la meditación y el mindfulness. Sin embargo, no es el único lugar donde ponerlo en práctica: el mindfulness también puede experimentarse en familia.

Comencemos definiendo el mindfulness

Tal y como explica Javier García Campayo en la conferencia Evidencia científica de mindfulness en niños y adolescentes, el mindfulness es un estado de la mente, por lo que no siempre requiere de una meditación, sino que se enfoca más en la aceptación y el no juicio del entorno, de los demás y de uno mismo. Nos ayuda a enfocarnos en el momento presente, algo que resulta complicado en la situación actual debido a que “nuestra sociedad, a lo largo de toda la historia, es la que menos capacidad de atención ha desarrollado”.

“Nuestra sociedad, a lo largo de toda la historia, es la que menos capacidad de atención ha desarrollado”

Según cuenta, se ha producido un aumento de problemas clínicos en niños, tales como la depresión, problemas de atención y sentimientos de presión y estrés. Eso puede tener su explicación en el mundo acelerado en el que vivimos, junto a la explosión tecnológica en la que nos encontramos inmersos. A esto debemos sumarle también una menor capacidad de conexión social. Olalla Haro, fundadora y CEO de Actividades Infantil alega que “cada vez la sociedad es más impaciente, más impulsiva y menos humanizada (…), y el mindfulness nos ayuda a ser conscientes de la humanidad”.

¿Qué tiene que ver la empatía con el mindfulness?

«La práctica de mindfulness implica una acogida saludable del sufrimiento, por lo que el entrenamiento en mindfulness favorece el desarrollo de un conjunto de actitudes y habilidades básicas que se encuentran íntimamente relacionadas con la compasión». Así lo explican en el trabajo Mindfulness, empatía y compasión, elaborado por la Facultad de Medicina de la UAH.

Tal y como nos cuenta la psicóloga clínica experta en psicoterapia infantil y adolescencia, Lara Ortega Martín, la empatía es una habilidad y, por tanto, es algo que se puede desarrollar. Gracias a su desarrollo, junto al de la asertividad y la inteligencia emocional, se puede contribuir a la reducción de situaciones problemáticas en el colegio, como puede ser el bullying escolar, ya que los individuos comienzan a entender el dolor ajeno. “Los niños son impulsivos por naturaleza”, indica Olalla Haro. Es por esto, que desde la escuela se trabaja con ellos para aprender a identificar emociones y a relajarse antes de tomar decisiones o actuar.

“Cuando eres consciente de lo que tu cuerpo siente, te haces consciente de lo que sienten los demás”

paz_interior_minfulness
mindfulness en familia

Encontrar la paz en casa

Si bien es cierto que García Campayo fija en los 6 años la necesidad de instaurar de forma estructurada las actividades del mindfulness, es posible comenzar con algunos juegos para los más pequeños. Para Olalla Haro, los dos años son un buen punto de comienzo para introducir el mindfulness como herramienta para que ellos consigan llegar a la calma. Además, a través de estas actividades se pueden trabajar los sentidos, la consciencia y alcanzar la paz interior.

Una de las actividades que podéis hacer es “Mírame a los ojos”. Olalla Haro nos explica cómo llevarla a cabo: el ejercicio consiste en situar a dos niños o al niño con otro miembro de la familia frente a frente y mantener la mirada sin perder el contacto visual durante 5- 10 minutos. A través de esta actividad se consigue desarrollar la empatía y conectar emocionalmente con el otro. Recomiendan encontrar un lugar tranquilo en el que pueda desarrollarse sin interrupciones, así como crear una atmósfera que agudice todos los sentidos (olfato, oído,…), a través de una música tranquila y un perfume suave.

A través de la mirada se genera una sensación de estar compartiendo un momento especial entre ambas personas.

Esta conexión visual activa varias zonas de nuestro cerebro directamente relacionadas con las emociones.  Según Ortega Martín, el simple hecho de mantener la mirada con alguien puede modificar la percepción que tenemos de esa persona, así como desterrar los juicios previos que teníamos sobre esa persona.

“Cuando tú miras fijamente a una persona a los ojos, eres más consciente de la existencia de esa persona y (…) de tu propia existencia”.

Educar desde la calma

A través de este tipo de actividades se crean lazos entre las personas. Esta experta anima a los padres a introducir pequeñas actividades de mindfulness durante el día a día, sobre todo de cara a controlar las rabietas y la resolución de conflictos, buscando siempre el diálogo desde la calma a través de la educación positiva.

“Los padres son las raíces de los niños, (…) y, lo que aprendes de pequeñito, sale natural de mayor”.

Si te parece muy interesante todo lo que te contamos pero tu duda es cómo ponerlo en práctica, quieres aprender más acerca de esta práctica y sus beneficios, o te gustaría conocer actividades que puedas realizar en tu propia casa, recuerda que en la UP ofrecemos por segundo año el curso de Interioridad y mindfulness, dirigido a adultos y familias con niños de todas las edades. En este seminario vas a encontrar contenidos prácticos y propuestas de actividad para mejorar la respiración, practicar la atención consciente y técnicas de relajación. El objetivo final será aprender a conectar, tanto con uno mismo como entre toda la familia.

No Comments
Post a comment