La Universidad de Padres es mucho más que una escuela de padres. Un lugar de encuentro para familias abierto 24x7, donde no solo encontrarás los cursos para padres específicos y adaptados a la edad de tu hijo, también formarás parte de la Tribu UP.

La tribu nos acompaña, entiende, ayuda, confronta ideas y opiniones... Diferentes espacios para acompañarnos como padres y madres en la tarea de educar a nuestros hijos.

Por una una maternidad consciente, informada y positiva. No ofrecemos recetas ni soluciones mágicas. Ponemos a tu disposición contenidos y recursos educativos para que tomes las decisiones que mejor se adaptan a tu proyecto familiar.

¡Bienvenido a la Tribu!
Contacta con nosotros:
secretaria@universidaddepadres.es

Blog

Home  /  Blog UP   /  Ocio en familia: del agobio a la tranquilidad

Ocio en familia: del agobio a la tranquilidad

Llega el fin de semana y muchas familias se devanan los sesos planeando actividades originales, únicas, inolvidables. Otras, tienen la mayoría del tiempo ya organizado: partido por la mañana, el cumpleaños de Fulanito, visita a los abuelos… Y otras, quizá se sientan culpables por no haber ideado nada y tengan la sensación de estar perdiendo el tiempo y privando a sus retoños de actividades enriquecedoras y estimulantes.

El ocio familiar mejora la convivencia, la comunicación y el conocimiento entre sus miembros; es fuente de diversión y de buenos recuerdos. Las familias cada vez se preocupan más por pasar “tiempo de calidad” juntos, lo que se suele traducir en planes atractivos y variados. Pero puede que se nos esté yendo de las manos. Para disfrutar en familia no es necesario que cada instante sea una aventura, ni planificar mil y un eventos para no aburrirnos. Tampoco es conveniente que la agenda social de los hijos (extraescolares, cumples de amigos, fiestas…) condicione el fin de semana de los padres.

No queremos decir que haya que despreocuparse; está muy bien, de vez en cuando, introducir actividades culturales y planes especiales, pero sin obsesionarse. Los padres no son animadores socioculturales, y ellos mismos tienen derecho a su propio tiempo de relax. En este sentido, es importante que den ejemplo aprendiendo a desconectar de sus obligaciones laborales. Aprendiendo a valorar el no hacer nada.

¿De verdad es necesaria una estimulación constante?
¿No necesita nuestra mente parar y descansar?  

Nuestra propuesta es una vuelta a la sencillez. Dedicar algunos fines de semana simplemente a convivir, a dejarse llevar y que el tiempo fluya. Sin agenda ni entradas para el museo. Un poco de ejercicio, lectura, cocinar juntos, charlar, compartir juegos, pasear, ver una película en familia, pedir pizza…

En la Universidad de Padres tratamos de hacernos eco de este tipo de actividades y ya estamos preparando con ilusión las propuestas para el nuevo curso: lecturas para nuestro club y películas para el cinefórum, que esperamos compartir con todos vosotros.

Tengo la suerte de dedicarme a aprender. Para una licenciada en Filosofía, no se me ocurre nada mejor. En la UP soy investigadora y documentalista, así que leo mucho, escribo e intento estar al tanto de todo lo que tenga que ver con educación, creatividad, adolescencia... Soy muy curiosa y me interesan miles de cosas distintas, desde la fotografía al buceo pasando por el cine y los gatos.

Se el primero en comentar…
Y tú ¿qué opinas?