La Fundación Educativa Universidad de Padres es un Centro de Investigación educativo dirigido por José Antonio Marina. Nuestro proyecto pedagógico y educativo está dirigido a padres y madres, como ayuda en el proceso educativo de sus hijos. Además se suman la investigación, la formación de docentes y otros profesionales y la elaboración de programas específicos para la prevención o el tratamiento de problemas educativos.
Contacta con nosotros:
secretaria@universidaddepadres.es

Blog

Home  /  Blog UP   /  Las matemáticas en sus manos

Las matemáticas en sus manos

Investigaciones recientes sugieren que los alumnos de los primeros ciclos de primaria podrían mejorar en matemáticas usando la clásica técnica de contar con los dedos.

Normalmente, hacia finales de 1º de Primaria, los profesores suelen insistir en que los niños dejen de contar con los dedos. En esos momentos, los chavales están empezando a hacer cálculo mental y usar la cuenta de la vieja se entiende como un apoyo que hay que empezar a abandonar e, incluso, como una prueba de una débil aptitud matemática.

Un reciente estudio británico publicado en la revista Fronteras de la Educación (Frontiers in Education, 07 June 2017) sugiere que está práctica podría ser contraproducente y que contar con los dedos, especialmente si el conteo se asocia con a juegos numéricos, parece acelerar la comprensión de las matemáticas.

Si tenemos en cuenta que, según la teoría evolutiva de Piaget, los niños no empiezan a desarrollar el pensamiento abstracto hasta  los 11 años, pedirles que calculen mentalmente puede resultar un suplicio para muchos de ellos. Contar con los dedos (u otros objetos como fichas, palitos, etc.) les permite representar físicamente los números y algunas operaciones aritméticas básicas como la suma y la resta, lo que libera la carga de su memoria de trabajo y les permite centrar su atención en entender los conceptos matemáticos básicos.

Cualquiera que haya tenido que lidiar con un pobre entendimiento de las matemáticas sabe que, a diferencia de lo que sucede con otras materias, si no se entienden y manejan los conceptos básicos es imposible avanzar. No es de extrañar, pues, que otras investigaciones pedagógicas confirmen que utilizar la cuenta de la vieja para contar, hacer cálculos aritméticos sencillos o comparar entre las diferentes cantidades representadas con los dedos son predictores de un buen desempeño posterior en tareas aritméticas más complejas.

A medida que los alumnos vayan dominando las operaciones matemáticas más sencillas, comprendiendo los conceptos matemáticos básicos y desarrollando su capacidad de pensar de forma abstracta, irán descubriendo otro tipo de estrategias e irán dominando poco a poco, el cálculo mental, obviamente más rápido y eficaz.

Así que si ves a tus hijos o alumnos contando con los dedos, anímales a que lo sigan haciendo. Es posible que les estés dando la oportunidad de tener las matemáticas en sus manos.

No Comments
Post a comment