La Fundación Educativa Universidad de Padres es un Centro de Investigación educativo dirigido por José Antonio Marina. Nuestro proyecto pedagógico y educativo está dirigido a padres y madres, como ayuda en el proceso educativo de sus hijos. Además se suman la investigación, la formación de docentes y otros profesionales y la elaboración de programas específicos para la prevención o el tratamiento de problemas educativos.
Contacta con nosotros:
secretaria@universidaddepadres.es

Blog

Home  /  Blog UP   /  Y el juguete ideal es…

Y el juguete ideal es…

Estamos en la época por excelencia de los regalos. La fiebre consumista nos posee de cara a Papá Noel y los Reyes Magos, y muchas veces caemos en el regalar por regalar, sobre todo con los niños. El resultado son montañas de juguetes que se acumulan sin criterio ni control, muchos de los cuales acaban relegados al trastero por falta de uso. Desde hace unos años, muchas familias se apuntan a “la Regla del 4” para ejercer un consumo más responsable con sus hijos. Se trata de hacer solo cuatro regalos: algo que necesiten, algo para leer, algo de ropa o calzado y algo que realmente deseen. El resto de familiares y amigos tienen que conocer y respetar esta idea. Hay quien añade un quinto regalo: algo no material, como una experiencia, unas entradas, un curso o taller…

¿Es posible que los regalos y los juguetes se nos hayan ido de las manos? ¿De verdad necesitan los pequeños tantísima variedad, cantidad y sofisticación para jugar? Para responder, debemos comenzar por distinguir juego de juguete. El juego es un elemento fundamental del desarrollo infantil, y el juguete no es más que un medio, como muchos otros, que se pueden usar para ese fin. Es decir, que el juguete no es nunca un fin en sí mismo, como sí lo es el juego. Cualquier elemento que usa un niño para jugar es un juguete, ya sea una muñeca o un palo recogido del suelo. El juego se desarrolla con independencia del juguete, como comprobamos al ver a chiquillos jugando con la arena de la playa o en pleno monte.

Cualquier objeto les puede servir para realizar multitud de juegos que se corresponden con sus necesidades y su etapa de desarrollo. Es habitual entre los padres la queja de que “juegan con todo, menos con los juguetes”. Los juguetes fabricados, siempre que sean adecuados en calidad, cantidad y adaptación, permiten enriquecer el juego. Son un complemento, pero siempre deben dejar la posibilidad al niño de crear y disfrutar con sus propios juegos, ejercitando su imaginación y fantasía.

Es importante conocer las necesidades concretas de los hijos en un momento determinado para distinguir juguetes qué se adaptan bien a ellas de los que no. Entonces, ¿qué características tienen que cumplir los juguetes?

  • Debe ser seguro
  • Debe estimular el juego
  • Debe facilitar el divertimento y el placer
  • Debe fomentar el desarrollo de las habilidades y destrezas básicas
  • Debe estimular el pensamiento y la resolución de problemas
  • Debe favorecer la imaginación y creatividad
  • Debe favorecer la participación
  • Debe ser de alta calidad
  • Debe ser simple y atractivo estéticamente
  • Debe adaptarse al niño y a sus necesidades
  • Debe servir para jugar de maneras distintas y en diferentes momentos
  • Debe evitar la violencia y la discriminación.

Es importante que los juegos que escojamos, en la medida de lo posible, no tengan ni pilas ni botones. Las pilas tienen que nacer desde dentro del niño. No es el juego el que tiene que funcionar, sino que es el niño el que se tiene que poner en marcha a través del juego.” Catherine L’Ecuyer

Tengo la suerte de dedicarme a aprender. Para una licenciada en Filosofía, no se me ocurre nada mejor. En la UP soy investigadora y documentalista, así que leo mucho, escribo e intento estar al tanto de todo lo que tenga que ver con educación, creatividad, adolescencia... Soy muy curiosa y me interesan miles de cosas distintas, desde la fotografía al buceo pasando por el cine y los gatos.

1 Comment
Post a comment