La Universidad de Padres es mucho más que una escuela de padres. Es un lugar de encuentro para familias abierto 24x7, donde no solo encontrarás los cursos para padres específicos y adaptados a la edad de tu hijo, sino que además también formarás parte de la tribu UP.

La tribu UP nos acompaña, entiende, ayuda, alienta, anima... En ella encontramos diversos espacios para acompañar a madres y padres en la maravillosa tarea de educar a nuestros hijos.

Por una una maternidad consciente, informada y positiva. No ofrecemos recetas ni soluciones mágicas, pues sabemos que no existen. Ponemos a tu disposición contenidos y recursos educativos para que tomes las decisiones que mejor se adaptan a tu proyecto familiar.

¡Bienvenido a la tribu UP!


Contacta con nosotros:
secretaria@universidaddepadres.es

Blog

Home  /  Blog UP   /  La vida es una carrera de relevos

La vida es una carrera de relevos

Carta de despedida y agradecimiento a los miembros de mi querida “tribu” UP

Esta carta va dirigida a quienes me abristeis la puerta de vuestra consideración como tutor y a vuestros hijos que, sin conocer, imagino y quiero como si fuera un “amigo invisible” que, indirectamente, influye en su crianza y en su educación a través vuestra. Ahora, después de trece cursos, dejo la UP porque he llegado a mi edad legal de jubilación y porque necesito iniciar un nuevo ciclo en mi vida. Pero no puedo irme sin daros las gracias por todo el cariño que recibí por vuestra parte, un afecto que me hizo crecer como persona y como tutor. 

Desde el año 2000 —fecha en la que conocí a José Antonio Marina (JAM) y me eligió para ser uno de sus colaboradores— he cooperado en proyectos significativos de su propuesta de Movilización Educativa de la sociedad. Como maestro, padre de dos hijos, y promotor de la lectura, la educación y la cultura me he sentido siempre implicado en el reto de renovar el Sistema Educativo y me he identificado con JAM. Ambos éramos conscientes de que “construir” una “nueva escuela” no es posible sin poner dos “cimientos” imprescindibles: la formación del profesorado y la formación de las familias. Esta doble finalidad orientó el sentido de la biblioteca UP sobre “lo que docentes y padres deben saber”, y —para afianzar la segunda meta— se creó la Universidad de Padres online en el año 2008, gracias a Internet 2.0 y basada en las plataformas de e-learning con foros participativos.  

Desde ese año formé parte del equipo inicial que puso las bases de la UP, construida con la intensa labor pionera de Eva e Iván Marina, sobrinos de JAM, y de Cortijo Enríquez, su eficiente colaboradora. Hemos tenido un estupendo claustro de compañeras tutoras y documentalistas y, sin proponérmelo, he llegado a ser el tutor más veterano hasta la fecha, habiendo conocido a miles de alumnas y alumnos en las diferentes etapas de la trayectoria de la UP. Son muchas las familias que han mantenido su fidelidad y veteranía con el proyecto, con excelentes resultados en la maduración progresiva de sus hijos. 

Los buenos proyectos siempre son el resultado de buenos líderes y de buenos equipos, capaces de ser organizaciones que aprenden y evolucionan para alcanzar, con más eficiencia, sus fines. Tarea siempre compleja en unos tiempos en que se producen cambios vertiginosos en la sociedad actual.

Mi pasión por la educación podría explicar toda mi trayectoria, con sus logros y sus errores, como maestro, como técnico o como tutor. Esa pasión tranquila y razonable me seguirá impulsando para aportar nuevas ideas desde el espacio de la reflexión, la creatividad, la escritura y el diálogo

Las madres y padres de la UP saben que el amor a sus hijos e hijas es la energía interior que les motivó para querer aprender, porque quien ama educa, y quien educa debe formarse para hacerlo bien, lo mejor posible en cada circunstancia

Somos el amor que pusieron en nosotros nuestros padres y el fruto de nuestras experiencias vitales, de nuestros amigos y de los libros que leímos o los saberes que conquistamos. Aprender día a día nos mantiene jóvenes de mente.

El tiempo nos marca, de forma implacable, el paso de los días, modelando el carácter de nuestra personalidad e influyendo en los demás. Crecer o decrecer no solo depende de la biología de nuestros genes, de nuestra salud o enfermedad, sino también de nuestra capacidad para aprender de la vida a ser más sabios, más nobles, más generosos. Todo ello, para poder transmitirlo con nuestro ejemplo a nuestros hijos, recogiendo lo mejor que recibimos de nuestros padres y dando lo mejor de nosotros a nuestros hijos. 

La vida es una carrera de relevos donde no importa llegar el primero a la meta sino transmitir el mejor legado posible para que nuestros hijos sean buenas personas y felices, y para que recorran su propio trayecto vital superándonos y siendo la mejor versión de sí mismos: para sí y para un mundo mejor.

Un proyecto ético para una geografía humana completada pieza a pieza como un gran puzle, persona a persona, familia a familia, país a país. Tejiendo la inmensa y compleja urdimbre de la convivencia global con inteligencia, con perseverancia y con talento.

¡Muchas gracias a todos por leer o “escuchar silenciosamente” las palabras de esta carta y compartir los sentimientos que me embargan en la difícil hora de deciros adiós! ¡Gracias a aquellas alumnas y alumnos que saltaron la frialdad digital para compartir un afecto recíproco de amistad sincera! ¡Gracias inmensas a mi maestro, José Antonio Marina y a los constructores de la UP! ¡Gracias a mis actuales compañeras (Cristina, Araceli, Ghada, Carmen, Eva y Juanjo) y gracias a Juan Pedro Castellano, director de la Fundación Edelvives que recogió el testigo y el relevo de una misión tan necesaria como imprescindible: la formación de las familias!

Pedro Molino

Tutor y creador de contenidos de la UP, pedagogo activo. Padre con dos hijos de los que se siente muy orgulloso. Ha sido maestro y director de colegio. Activista por la lectura como necesidad social, modesto escritor y editor de libros y apasionado por la educación y cultura.

Se el primero en comentar…
Y tú ¿qué opinas?