Up!family es mucho más que una escuela de padres. Es un lugar de encuentro para familias abierto 24x7, donde no solo encontrarás los cursos para padres específicos y adaptados a la edad de tu hijo, sino que además también formarás parte de la tribu UP.

La tribu UP nos acompaña, entiende, ayuda, alienta, anima... En ella encontramos diversos espacios para acompañar a madres y padres en la maravillosa tarea de educar a nuestros hijos.

Por una una maternidad consciente, informada y positiva. No ofrecemos recetas ni soluciones mágicas, pues sabemos que no existen. Ponemos a tu disposición contenidos y recursos educativos para que tomes las decisiones que mejor se adaptan a tu proyecto familiar.

¡Bienvenido a la tribu UP!


Contacta con nosotros:
secretaria@universidaddepadres.es

Blog

Home  /  Blog UP   /  Actividades sensoriales en tiempo de confinamiento

Actividades sensoriales en tiempo de confinamiento

Actualmente, todavía son muchas los hogares que, debido a la pandemia, pasan días confinados con los más pequeños y pequeñas de la casa. A esta situación hay que añadir, en el mejor de los casos, cuando la conciliación laboral lo permite, que muchos padres y madres, tienen que teletrabajar al mismo tiempo que atienden a los quehaceres diarios y al cuidado de sus hijos e hijas, teniendo que realizar, en diversas ocasiones, auténticos «malabares», para llegar a todo.

Son muchas las familias que, a lo largo del presente curso escolar, han vivido esta situación enlazando, incluso, semanas de confinamiento debido al positivo, en diferentes momentos, de los distintos miembros de la familia.

Por este motivo, hemos de pensar en los más peques de la casa y valorar lo que les puede estar generando estos confinamientos, que les aleja de su propia normalidad y que rompen hábitos y rutinas, tan necesarios en estas edades.

A pesar de que pensemos que los niños y las niñas poseen una gran capacidad de adaptación y de resistencia ante los cambios, es indudable que esto les están afectando de una manera u otra ya que no son situaciones normales en su vida. El hecho de permanecer de forma continuada en casa, la falta, en muchas ocasiones, de juego al aire libre, la ausencia de interacción con su grupo de iguales, el no poder atenderles, a veces, adecuadamente por la suma de obligaciones de sus progenitores, así como no contar con los recursos necesarios o la falta de ideas, puede aumentar su nivel de estrés y afectar, a su vez, a su estado de ánimo.

Por este motivo, os recomendamos desde Up!family un libro interactivo, basado en la neurociencia, que os puede resultar muy útil y adecuado, para estas situaciones de confinamiento. Con él aprenderán a distraerse, estimularán su creatividad y disfrutaran, a la vez que se desarrollan todas las inteligencias múltiples.

Se titula ¡Cuánto color! un divertido álbum ilustrado de Raúl Bermejo (@thinforkids), con unas maravillosas ilustraciones diseñadas por Nacho Uve y publicado por la editorial Edelvives.

¡Cuánto color!

Cada ilustración, de este álbum ilustrado, propone un juego donde los niños y niñas descubren diferentes sorpresas en cada página. Permite crear en familia y dar rienda suelta a la imaginación y a la creatividad de vuestros hijos e hijas.

¡Cuánto color! está escrito en letra mayúscula y texto rimado. Invita a los pequeños lectores a participar en la historia y formar parte de ella. Atiende a los diferentes ritmos de aprendizaje y a las inteligencias múltiples, ayudando a los padres y madres a reforzar aquellas que sus hijos e hijas necesiten o a fomentar aquellas en las que destacan.

Como bien sabemos, no hay mayor muestra de amor que ofrecer a nuestros hijos e hijas tiempo de calidad en familia, sobre todo si no pueden salir al entorno natural y deben estar en casa. El tiempo de calidad en familia desembocará en beneficios positivos, como es un desarrollo emocional saludable y mayor seguridad y estabilidad desde una edad temprana. A la vez, les estaremos enseñando a construir relaciones con otros adultos y grupo de iguales como pueden ser sus propios hermanos. Todo ello, redunda en la mejora de la comunicación en familia, refuerza los vínculos afectivos y reduce el estrés diario.

Con la ayuda de este libro interactivo, los más pequeños podrán tocar, manipular, explorar, jugar, realizar sus primeros trazos, decorar, expresar sus emociones, cantar, bailar, dibujar, manejar plastilina u otros recursos materiales, pintar con pintura de dedos…, así como múltiples actividades lo que redunda en el fomento de todas y cada una de sus capacidades.

Las actividades podrán realizarlas solos, siempre cerca de vosotros, o con vuestra ayuda, dependiendo de la edad y de su nivel madurativo.

Desde Up!family siempre hemos puesto en valor la importancia del juego en la Educación infantil y este libro invita a ello. Y es que cada niño y niña necesita su espacio de ocio y juego para poder ser  libres y desarrollarse sana y felizmente.

Actividades sensoriales a desarrollar basadas en ¡Cuánto color!

Algunos familias piensan que no pueden cooperar en la parte académica de sus hijos, que son demasiado pequeños para proponerles actividades o, sencillamente, no conocen actividades que ayuden a evitar el aburrimiento, por lo que optan por el uso de pantallas.

A continuación, proponemos una serie de actividades sencillas y motivadoras:

  • Completar las rayas del guepardo con pintura de dedos, para enfatizar el proceso grafomotor.
  • Realizar bolitas con papel de seda de colores.
  • Hacer con plastilina un camino propuesto por el libro, que ayuda a desarrollar la motricidad fina.
  • Acariciar el huevo del pequeño Dragón, para que aparezca.
  • Pintarles las manos con pintura de dedos, realizando mezclas, lo que permite conocer nuevos colores partiendo de los colores primarios, y todo gracias a su propia manipulación.

Y así, multitud de actividades sensoriales que se pueden inventar con ayuda de ¡Cuánto color!

De esta forma, nuestros hijos e hijas desarrollarán, sin darnos cuenta, diferentes ámbitos de aprendizaje, lo que contribuye a su desarrollo integral. Pero, sobre todo, pasarán un tiempo agradable y divertido que nosotros, padres y madres, podemos acompañar fomentando valores, como el trabajo en equipo.

Conclusión

Como hemos indicado más arriba, ¡Cuanto color! está basado en la neurociencia. La neurociencia ha descubierto que la forma más eficaz de aprender, en estas primeras edades, y, durante gran parte de la vida, es aquella que nos emociona y vincula con el entorno y el juego; ello favorece el desarrollo integral del niño y de la niña.

Conocer la importancia del juego y sus formas de acompañarlo nos ayudará, como padres y madres, a permitir que los más pequeños, den lo mejor de sí mismos.

Nuestros hijos e hijas se encuentran rodeados de todo tipo de estímulos, desde una edad temprana. Estos estímulos, ofrecidos desde el cariño y afecto, les brindan oportunidades para explorar, adquirir destrezas y habilidades de una manera natural. Ello permite que desarrollen, al máximo, sus capacidades físicas, sociales y emocionales y estimulen, también, su crecimiento físico y psicológico.

Para llevar a cabo una estimulación temprana y conseguir un resultado óptimo en los más pequeños, debemos utilizar el juego, libre y guiado.

De esta forma, proporcionamos un aprendizaje vivencial a través de sus sentidos.

Maestra de educación infantil y tutora de Up!family.

Se el primero en comentar…
Y tú ¿qué opinas?